SHM

SHM (Structural Health Monitoring) es un conjunto de técnicas que se dedican a monitorizar la salud de estructuras durante su vida útil. Dicha monitorización consiste en detectar cambios en el material o en las condiciones geométricas del sistema que puedan afectar negativamente sus propiedades.

Este proceso se organiza en cuatro niveles:
(1) Determinación de la presencia de daños en la estructura.
(2) Localización geométrica del daño.
(3) Cuantificación de la intensidad del mismo
(4) Predicción de la vida restante del elemento analizado.

Para poder realizar todas estas acciones se requiere disponer de una red de sensores distribuidos sobre la estructura a examen y conectados con un sistema central que proporcionen información a tiempo real sobre el estado del componente.


Fiber Bragg Grating

Los sensores FBG se incluyen en líneas de fibra óptica que presentan un marcado de Bragg. Esto provoca que el índice de refracción del núcleo no sea constante, sino que varíe de forma periódica en la dirección longitudinal de la fibra. El marcado de la fibra se realiza empleando un laser de luz ultravioleta de alta potencia junto con una máscara de fase o técnicas de interferencia que permiten establecer el patrón de franjas deseado. El comportamiento de los sensores de Bragg es análogo al de un filtro, esto es, refleja una determinada longitud de onda de la luz que ilumina la fibra óptica y deja pasar el resto. Mediante el cambio de la longitud de onda reflejada por el sensor es posible determinar el estado de deformación al que se encuentra sometida la estructura. Esta variación de la longitud de onda puede ser debida tanto a causas térmicas como mecánicas, siendo necesario el empleo de dos sensores para poder aislar ambos efectos.

 

 

.

Image preview







.

.